A todos los que os asomáis a este rincón, gracias. A todos los que compartís un pedazo de tiempo vestido de letras, gracias.
A todos aquellos que aún creen firmemente que la palabra es un alimento para el alma ¡¡gracias!!

"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio"
Federico García Lorca
"Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil."
Ernesto Sábato
"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."
John Lennon
"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida..."
Gandhi.

MySpace Generators

Caminan conmigo

jueves, 31 de marzo de 2011

Te besé.




Era una ciudad de tantas, embriagada de luces sobre las ventanas, dibujando puzles extraños en las fachadas mientras el asfalto caía vencido bajo los pies de las farolas blancas..

Se adivinaba el otoño sobre los cristales en aquella tarde tan llena de aromas, de esencias mojadas, mientras la hojarasca tendida sobre la alfombra no dejaba de sonreír mientras nos contemplaba….
Por fin estábamos allí…  a medio camino de ningún sitio, en mitad de la nada, con la única finalidad de encontrarnos. Solos tú y yo. Nada más importaba.

Nuestras bocas se movían como diciendo palabras pero eran nuestros ojos los que hablaban. Los tuyos lamiendo mi cuello para morir en mi espalda. Los míos rozando tu boca para morderla con ansía. Con la desnudez en la mirada y la hoguera prendida en cada gota de piel. Tu piel. Mi piel.

Se podía oler el deseo como una extensión del aire, profundo y denso, profanando el pecho estremecido.. Me acerqué a ti. Te pedí silencio y tu boca, muda y cómplice, mordisqueó una sonrisa. Mis manos tallaron tu rostro con milimétrica dulzura. Ese rostro, esos labios…que ahora estaban a un gemido de mi.

Te besé. Te besé como se besan dos labios que nunca se han encontrado pero que fueron hechos para quebrarse  en un beso. Te besé suave, te besé dulce, te besé lento. ¡Te besé entero!

Bebí de tu boca, de tu lengua ¡de tu anhelo! y sacié con lujuria la impronta de ese intenso fuego. Te besé, queriendo explorar cada pliegue de tu cuerpo. Contemplar en tu carne la belleza salvaje y desnuda del deseo. Conocer cada historia, cada herida, el tiritar de cada latido en tu pecho.

Te bese. Y te hice mío desde la curva áspera de tu pie descalzo hasta la vocal redonda de tu ombligo. Desde la trémula carne de tu miembro erguido hasta la media luna de tu cuello hundido. Desde la piel oculta de tu muslo herido hasta el lóbulo de tu oreja donde un susurro acompañó a un gemido. Navegué tu espalda, naufragué contigo..

Te besé. Y fuiste mío y mi cuerpo fue tuyo en la impronta del delirio, en aquel lugar del mundo, en mitad de la nada, a medio camino de tu labio y el mío…. 

miércoles, 30 de marzo de 2011

Te regalo / Te reclamo



Te regalo
Te regalo el silencio,
la extensa superficie   de los días,
la distancia
el trazo de sonrisa que  imaginas.

En tus lágrimas, las mías te regalo.
El ocaso intangible  tras el vidrio blindado.
Un suspiro, con alas   y un cántaro de  barro
te regalo.
Las caricias frustradas   que no logran  tocarte
te regalo

Te regalo un recuerdo,
la imagen que sostiene sin columnas el templo…
Un nombre, un nombre  te regalo
Quiero, quiero nombrarte “Amor”
aunque nombre ya tienes
Quiero tomar tu mano y mirarte de frente
sin reserva
a los ojos directo
regalarte la chispa que salte de los míos
¡qué se humecte mi labio
de desear que lo roce el tuyo con su beso!

Quiero tomar tu mano y que tomes la mía
compartir un café
¡la simpleza es poesía!
Regalarte esta hoja suicida
donde muere el desierto
si sueño que eres mía!
                                                                                  

Te reclamo


Te reclamo
en cada minuto de este presente escueto
te reclamo
Te reclamo
por cuanto diste
por cuanto muestras
por lo poco y lo mucho te reclamo

Te reclamo por la voz que en silencio me persigue
como una amenaza de filosos olvidos
 
Te reclamo ante este juez sin rostro,
dónde estás
cuando escapas de este pecho y me inunda el vacío...
 
A veces en el borde interno de la noche
estacionado
borracho del licor que no he bebido 
con el silencio tapizando tus palabras
en medio de este duelo sin llanto y con lutos
perseguido
te reclamo
te reclamo ante el viento, ante la sombra,
ante el pájaro que extravió el sentido
la orientación, el tono,
te reclamo...

Te reclamo ¿sabes?
porque me duele ser lo que no he
sido...   

Duermes, seguramente duermes
Como un ladrón recorro tus esquinas
Me apeteces
mordería los lindes de la sábana
Voy
 los pasos laten desencuentros en el pecho
Tu voz va repicando en el camino
 y de pronto
como una fruta madura 
revientan las vocales redondas en la boca
y grita
"Te amo, tómame..." el poema que quiero no escribir...

Como en otras noches, en esta, 
escribiría sobre tu piel un poema interminable.


                                                                                               






Autor: RUBÉN BORONAT (Neuquén/ Argentina, 1950). En tránsito por Chile desde el 94, emprende “Con Alas de Papel” íntima complicidad con la palabra, emoción, compromiso social. Convocado a espectáculos masivos donde la defensa de derechos humanos, la verdad, la justicia, la igualdad se transforman en bandera de lucha. Siguen Segundo Vuelo, Astillas del mismo palo (con Natalia Boronat), Memorias de Guerra, PolitiKK, Polígono de Tiro, Te recuerdo Víctor, Atrévete (con Dilcia Mendoza), Perfumes de Alcoba, Sinfonía de Amor, Cacha la Cuestión. Dice con estilo juglar contemporáneo. Autor del proyecto “Desde el país de los poetas” patrocinado por el Gobierno de Chile a través del Ministerio de Educación, entregó hasta diciembre del 2004, 5.000.000 y declamó 200.000 poemas en la locomoción colectiva de Santiago. Invitado a fiestas nacionales, internacionales de teatro y poesía, Fiestas de la Cultura Popular, Carnavales Culturales, Festival de la Memoria, Cabildos Culturales, etc... propicia todas las instancias para intentar comunicarse con destinatarios de sus mensajes razón que le permitió el privilegio de conocer por dentro los calabozos de las comisarías de Santiago del Nuevo Extremo, Chile.

No espero nada








- ¿ Qué esperas del amor ?
Que me habite, me contenga y me derrame hasta mi último aliento.
A.C.A.C.

No espero nada de ti, ávido cuerpo,
de piel enjunta y caduca,
frágil ante el sepelio del tiempo
cuando la noche se oculta.

No espero nada de ti
labio engrosado de besos,
de rocíos y carmines,
de lenguas rotas de anhelos.

Pero de ti ,Amor, ¡ay de ti!
de ti quiero ser la tierra,
semilla, raíz y siembra,
la sangre regando las venas,
¡la entraña en tu primavera!!

Quiero ser arcilla y agua,
quiero ser agua y arena,
contenido y continente
sosteniendo tus mareas.

De ti Amor, quiero ser,
la luz que aquel faro alberga
salpicado entre las olas
de una noche de tormenta.

No espero nada de ti,
carne que la carne aprieta.
Ya conocí tus mordiscos,
los zarpazos de tu hoguera,
la piel fundida en tus llamas,
con orgásmica destreza.

No espero nada de ti,
pero de ti… Amor, ¡ay de ti!
quiero ser cada quimera
cada encendida pasión,
cada verbo, cada letra
tatuando el corazón.

Quiero beber de tu mano,
lamiendo tu boca abierta
quiero crecer en tus brazos
y morir mientras me besas.
¡Ay de ti, Amor!
Amor ¿por qué no me encuentras?
¿no ves que quiero ser tuya?
¿acaso me crees  pequeña
y  piensas que en lo breve de mi cuerpo
no cabe la impronta de tu grandeza?
Ven, no te importe romperme,
quiero que habites mis venas,
que me contengas primero
para luego ¡poder derramarme entera!

martes, 29 de marzo de 2011

Sombra






Aún te quedaba tiempo,
aún te quedaba sangre,
para recoger el viento, pausado,
y convertirlo en carne.

Aún brillaban tus ojos (aún)
sobre mis azules mares
y se incendiaba en tu rostro
el fuego intenso de la tarde.

Aún sostenían tus manos
mi vientre de entraña y madre,
donde tu cuerpo sembrado
estallaba al derramarse.

Y ahora somos ceniza,
polvo que se lleva el aire
esparciendo las caricias
entre algún gemido… frágiles.

Aún te quedaba boca
y labios para besarme,
y en tus vocales redondas,
aún te quedaba piel,
¡piel para volver a amarme!

Pero me dejaste sola,
muriendo en una cruz sin sangre,
despojada de tus horas,
olvidada entre rosales.

Y ahora soy solo una espina
plantada en tierra de nadie,
no soy tuya, no soy mía,
no existo ¡tú me mataste!

Lo que ves es otra cosa,
es una mujer distante,
tallada en hielo de roca,
en piedra de blancas sales.

Mármol gris de un camposanto,
despoblado, entre océanos y mares,
con ramas secas de esparto entre los brazos
y un corazón… que no late.

Sombra, ahora soy sombra
nido de oscuridades, sin llanto,
ya no tengo llanto ¡ni ojos para llorarte!

lunes, 28 de marzo de 2011

Tú preguntas y yo respondo.

Mi querida amiga Mayra me ha invitado a responder a unas preguntillas.....¡¡¡Ay señor!!! jajajaja

Tú preguntas y yo respondo:



1.- ¿Cuántas preguntas puedes contestar inteligentemente?

Puedo darte por respuesta: “inteligentemente” a todas tus preguntas…


2.- ¿ Una duda ?

¿Somos capaces de aprender de nuestros errores?


3.- ¿ Una certeza ?

El dolor, duele.



4.- ¿ Un color ?

Dos. Ocres y rojizos


5.- ¿ Un deseo ?

Hallar la calma.


6.- ¿ Una virtud ?

Transparente


7.- ¿ Una frase ?

Me gusta mirarte cuando me miras…


8.- ¿ Un sueño ?

Que la humanidad haga, de una buena vez, un uso inteligente de todos sus recursos.


9.- ¿Un defecto ?

Transparente


10- ¿ Qué significado tiene para ti una hoja en blanco ?

Un mundo paralelo y distinto, abierto a todo aquello que sea capaz de imaginar.


11- ¿ Escribes por necesidad o afición ?

Necesidad, pura y dura.


12- ¿ Pones música en tu blog ?

Si. Dejo la opción de escucharla o no, al gusto del usuario.


13- ¿ Eres una persona sentimental ?

jajajaja Siiiiiiiiii


14- Si tuvieras que tener un solo sentimiento, ¿ Cuál sería ?

A.M.O.R (Amor, Madurez, Ósmosis, Respeto)


15- ¿ Una pregunta ?

¿Por qué…?


16- ¿ Cuándo escribes, qué sientes ?

Siento que me transformo en aire y me respiro y me respiran…


17- Tienes un blog, ¿ Por qué ?

Es una buena manera de compartir letras y sentimientos.


18- ¿ Eres creyente ?

A mi manera… supongo.


19- ¿ Si no fueras creyente, en qué creerías ?

En las letras, en el alma, en lo que me dicen los sentidos…. y también en lo que se callan.


20- ¿ Qué esperas de la vida ?

Vida.


21- ¿ Crees eres una persona que se reconoce su valía ?

Yo soy la primera en dudar de mi…


22- ¿ Qué esperas del amor ?

Que me habite, me contenga y me derrame hasta mi último aliento.


23- ¿ Qué le pides a la vida ?

Que me sonría con más frecuencia.



Yo a mi vez, tengo que invitar a 5 blogueros para que sigan con la tarea. Es totalmente voluntario pero ¡¡me encantaría conocer sus respuestas!!

María Laura http://appasionata-versos.blogspot.com/
Suso http://horizontedormido.blogspot.com/
Clara http://laotramitadelcielo.blogspot.com/
Sonia http://mil-pedazos-mas.blogspot.com/
Tomás http://tsacrobata.blogspot.com/

domingo, 27 de marzo de 2011

Me gusta encontrarte




Me gusta encontrarte recostado en el océano de tus letras mientras te dejas mecer por el suave oleaje de espumas y arenas blancas en el que moldeas tus palabras.

Me gusta pensarte con la mirada perdida hallando horizontes lejanos, desempolvando recuerdos dormidos y reinflando sueños astillados.

Has entrado despacio por la puerta de mis ojos cuasi verdes y una marea de soles ha reflejado tu rostro a contraluz.

Apenas se de ti lo que me dice tu mirada calmada, tu media sonrisa pintando nubes en la espalda, mientras llueve una tarde de marzo dejando en el aire la esencia de tu tierra mojada.

Me gusta pasearme en tus rincones, bordeando tus pestañas, explorar el territorio de tus labios y el sabor de tu boca al despertar el alba.

Me gusta tiritar de frío al borde de tu abismo, sentir que vivo y que habito en la piel de tus manos. Esas manos calladas, cansadas de palabras que no dicen nada, esas manos que buscan un pedazo de silencio donde poder gritar y hacer que estalle la libertad del alma.

Me gusta imaginarte mientras invento recuerdos y ensayo una caricia nueva que quiere aprender a recorrer los senderos de tu cuerpo.

Me gusta encontrarte, pensarte y pasear en ti mientras le robo al reloj un pedazo de tiempo.

Anochecí sin ti






Ayer anochecí sin ti, por vez primera,
desde que mi memoria te contiene y te recuerda,
anochecí sin ti.

Con las sábanas empapadas de tristeza
y una lluvia de recuerdos opacando la mirada
buscando cobijo en la oscuridad de mis grietas.

Anochecí sin el tacto de tus dedos,
sin la caricia de tus labios sobre mi almohada,
con el frío del silencio recostado en el pecho,
haciendo guardia a los pies de mi cama.

Anochecí en un estallido de sombras,
en un tenebroso baile de  máscaras,
donde fingimos que nada nos importa
y mantenemos en pie nuestra coraza.

Y nos vestimos de orgullo,
estrategia vil que nos ampara,
para alimentar el ego de los tiempos
y contener la herida desangrada.

Anochecí rompiendo el latido,
en el punto exacto en  que se alzaba
para rebelarse con renovado brío
y clavarse en el costado,
justo allí…donde respira el alma.

No seré yo quien rompa la tregua
cuando despunte en el cielo la alborada,
aunque me clave puñales en la lengua
para acallar el grito helado que te aclama.

No. No seré yo quien cruce la trinchera,
y rinda pleitesía a la esperanza
de que tal vez se termine ya esta guerra
y aprendamos de nuevo a sonreír,
cuando nos sorprenda la luz de la mañana.

Pero ayer… ayer anochecí sin ti
mientras se instalaba la pena en la mirada
y en mil cristales de llanto, te rompí,
para arrancarte de mi pecho en cada lágrima.

sábado, 26 de marzo de 2011

Hay un tiempo...








Hay un tiempo de lluvia intermitente
de pájaros quietos,
de alas nocturnas ahogadas
de pieles húmedas de esperas
en procura de aquel verso.
La íntima rima encadenada
tras el cristal del presentirte
en el febril labio voraz,
en la memoria madrugada
en la certera, tenaz, artera
presencia inesperada, absorta
de un fuego que reclama,
de un beso que calla.

Ser la llama, el sol, 
la vida que no alcanza,
la hierba que ha crecido
más allá del tiempo
y de las ganas.

Desentumecimiento de nostalgias,
presagia el sol oculto
 la niebla de la melancolía
bajo las cenizas dilatadas
del nunca, del siempre, del juntos!
de lo que queda rezagado
en las neblinas de la vida.

 Lluvia enceguecida de amor.
Y el amor tiene un nombre,
el grito de amor tiene un nombre!
y ese nombre, es sollozo, es amor,
ese amor...es amor!
Comprenderás porqué te amo.
Hilvanarás alguna idea
mientras llueve y la vida sigue.
Junto en las manos el agua clara
para verme libre entre tanta bruma,
en mil palabras fantasmas,
cayendo, resbalando calle abajo, impura,
dócil, para llegar a tu garganta
como un sorbo que la brisa
apura en la copa que danza
barriendo fantasmas que sofocan.
Ya sabés de mi amor,
si, también sé de tu amor intenso!
de esta entrega del alma,
de esta prisión de los años,
y el calor que emana de mi boca.

No digas nada, es extraño!
Más te amo, más mojan mis horas
esta impotencia de palabras
trashumantes de tu alma.

Anoche, de las ramas del árbol
de tu amor y tu constancia,
dejaste caer un "te amo!"
entre risas y sollozos,
cuando la unión del amor enlaza
con lazos profundos y de ansias.

Llegó una golondrina de gozos
hasta la ventana de mi alma,
"yo también te amo!", 
temblamos los dos y...

"Es... la vida, que me alcanza"







Autora: Susana G. 
http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-87444

viernes, 25 de marzo de 2011

Bandolero






Si tu me llamas ladrona
porque te he robado un beso
cómo tengo que nombrarte ¡a ti!
¡bandolero de mis sueños!
con esos ojos tan tuyos,
con esos ojos tan negros,
que poco a poco desnudan
sin pudor, todo mi anhelo.
Que si me buscan me encuentran
con un gemido en el pecho
y si me miran, me queman,
con encendido deseo

Si tú me llamas ladrona,
porque te robé un suspiro
mientras pasaba a tu vera,
una tarde de domingo
cómo tengo que nombrarte ¡a ti!
¡a ti que siembras mi cuerpo
con la humedad del rocío!
¡a ti! que me tienes loca
¡por querer sentirte mío!

Ya no me llames ladrona,
¡ay bandolero mío!
y entrégame de tu boca
los besos que te he cogido,
encadéname a tus labios,
¡sé cárcel de mi delirio!
que yo seré la condena
para todos tus suspiros.
Ya no me llames ladrona
que solo quiero ser dueña
¡de lo que siento tan mío!

Tú lo sabes



Tú lo sabes.
Me acaricia cada letra que derramas,
se me enreda entre los labios
y me enciende la mirada.

Tú lo sabes.
Me provocas.

No te importa la distancia.
Me haces bella entre tus manos
y tus manos se hacen piel sobre mi espalda.

Tú lo sabes.

Y en el vuelo de tu boca
nace el beso que me aguarda,
y el gemido que desboca
a esta hembra desgarrada.

Tú lo sabes. Me provocas ¡No te importa!

y me llevas hasta el templo de tu sexo,
soy cautiva de tu mente y mi deseo,
soy adicta de la impronta de tu verbo
y necesito desnudarme ante tu beso.

Tú lo sabes… y te basta con saberlo,
con sentir que ya eres dueño,
de esta pasión que se enciende
¡y que me está quemando dentro!

Tú lo sabes… porque en ti,
¡está ardiendo el mismo fuego!
y eres mío en ese templo
en el que no existe otro tiempo
que el de entregarnos tú y yo,
¡verbo a verbo, cuerpo a cuerpo!

jueves, 24 de marzo de 2011

La última vez






Recorrí despacio la tez de tu rostro
como si fuese aquella la última vez
y mis ojos buscaron tus ojos
avivando el fuego, aún por arder.

Sumergí mis manos, indagué tu cuerpo
tallando en mis dedos pedazos de ti,
dibujé caricias amarrada a tu pecho,
reclamando el aliento de tu boca al gemir.

Y la avidez estalló entre mis labios,
bebí de tu lengua hasta saciar mi sed
y mi piel si hizo piel en tus manos,
extensa pradera ¡cuerpo de mujer!

Y fui tuya en la impronta del beso
como si fuese aquella la última vez,
y la entraña tembló de deseo,
rompiendo mi cuerpo contra tu hermosa piel.

Fuimos uno. Un solo gemido,
un solo latido, una misma piel.
Y el lecho en cómplice delirio,
nos dio su cobijo hasta el amanecer.

El alba vestida de lluvia
desnudó la ternura y nos vio renacer,
poco importa si el amor no se cura,
y nos entregamos siempre
como si fuese aquella….¡la última vez!

miércoles, 23 de marzo de 2011

Rómpeme ya



Rómpeme ya.
Márchate o quédate.
Ámame o déjame.
Pero no remiendes más,
que las costuras estallan
y la cicatriz se desgarra,
cuando empieza de nuevo a sangrar.

Rómpeme.
Rómpeme ya.
Aléjate o sé mi piel.
Olvídame o siénteme.
Pero no quieras la senda
que caminamos ayer,
esa que ha destruido
una parte de mi ser.


¡Rómpeme solo una vez!
que así estoy muriendo de a poco
en la agonía del loco
que aún no sabe que lo es.
Que así se marchita lo hermoso
se olvida que el amor lo es todo
hasta olvida el corazón porque te amé.

¡Rómpeme! Solo así podré algún día
volver a florecer

martes, 22 de marzo de 2011

Como si no fuese..






Como sin aire. Como si no fuese nada.
Como si  no tuviese voz, apenas,
para sostener el peso de una palabra.

Como si el todo fuese un “todo” irrenunciable,
a pesar de estar tan lleno de sombras y de vacíos,
pintando la pared con sus colores grises y amables,
en esa tristeza moribunda que la lluvia ha desteñido.

Como sin tiempo (así me siento y te siento)
Mientras las muescas del reloj siguen su curso,
inevitablemente, insoportablemente certero,
aunque sea por llegar a ningún sitio
con esa prisa de llegar y qué no sea tarde ya…
así me siento...


Como lejana y ausente,
suspendida entre unos hilos
a medio camino de la vida y de la muerte
así me siento, así te siento,
aunque tus pies descalzos y hambrientos
aún se me acerquen,
despacio,
dejando el rastro de tu aliento,
lejano,
yo te siento... ¡tan distante, tan ausente!

Así me siento, así te siento,
cómo si no tuviésemos cuerpo
para sujetar el invierno
y se nos borrase la boca
donde se albergan los besos,
como si se rompiese la piel
donde se mece el deseo
y se nos quebrase el amor
en mil pedazos de hielo.

Como si no fuese  nada.
Como si no tuviese ya voz, ni alma,
ni carne en la desmenuzada garganta
para sostener el peso de una palabra…

lunes, 21 de marzo de 2011

No necesito



No necesito tenerte para hallar entre tus manos
aquella errante caricia que vas dibujando en mí.
Te miro desde tus ayeres, en los pretéritos pasos
que poblaron nuestro cielo de un azulado añil.

No preciso de tus ojos para acunar la mirada
y deshojar su ternura en una tarde de Abril,
mientras recojo las flores, los verbos y los olores
que has sembrado en esta tierra y que aún me saben a ti.

No necesito palabras para escuchar el lenguaje
que has escrito entre tus dedos, que inventaste para mí,
como un destello de lunas o un salpicar de olas
en océanos de espumas que rugen por no estar aquí.

No.
No necesito nombrarte para saberte en mis labios
cuando el ocaso me abraza antes de irse a dormir.
No necesito pensarte para sentirte a mi lado
en cada cosa pequeña que dejaste para mí,
me basta con cerrar los ojos para volver a encontrarte
respirando de mi aire, latiendo dentro de mí,
me basta con abrir las alas para volver a rozarte
y sentir que aún formo parte, que vivo dentro de ti.

domingo, 20 de marzo de 2011

Rotura



Con esa rotura simple, simple y pequeña
se fracturó tu columna, vertebra a vertebra,
y los pilares de carne, cemento y venas,
se quedaron tendidos sobre la tierra.

Y maldices la hora, en que ella te viera
con la mirada rota tras la vidriera,
con las manos caídas y el cuerpo inerme,
y los labios grisáceos de blanco y verde.

Un conductor borracho de alcohol y rabia,
se llevó por delante toda esperanza,
te seccionó las piernas, te arrebató las alas
dejándote dos ruedas y la mente… clara.

Y ahora que no tienes pies en las uñas,
ahora que no puedes ya ni abrazarla,
la miras desgarrado, miras y callas,
bebiendo en tu silencio, lágrima a lágrima.

Ella te mira tierna y enamorada,
con las manos partidas sobre la espalda,
en su garganta hay clavos, clavos y llagas,
de morder ese grito que la desgarra.

Y maldice aquella hora, en que te viera,
con la mirada perdida, tras la vidriera.
¿Cómo consolar tu ira desconsolada?
¿Cómo salvarte del miedo, de no ser nada?
¿Cómo saber lo que siente ahora tu alma,
habitando en un cuerpo, muerto y sin alas?

Con esa rotura simple, simple y pequeña,
un conductor borracho… te arrebató la vida,
y te dejó postrado en una cárcel 
de carne y ruedas.




Ésta, como tantas otras, es una realidad grotesca y cotidiana para muchas personas que tuvieron la "desgracia" de cruzarse en el camino con la otra cara de la conducción irresponsable. A todos nos gusta salir, divertirnos y tomar unas copas con los amigos, pero si bebes...¡¡no conduzcas!! Feliz domingo para todos.

sábado, 19 de marzo de 2011

Mi silencio



Hay poco o nada de verdad en lo que muestro
y un buen puñado de certeza en lo que invento,
tal vez me digas que si callo es que te miento
pero lo cierto es, que el silencio (mi silencio)
es mi bien más verdadero.

En él retomo la conciencia de ser mía,
en el retozo , me recreo y me hago niña,
en él soy tierra con raíces encendidas
de fuego y  sangre, de sangre y fuego
recorriéndome las venas con la impronta de la vida.

No rechaces el silencio de mis labios
en él soy, en él siento, en él…¡¡amo!
y me entrego por completo y sin medida
en cada letra, en cada verbo que me callo.

Mi silencio es un lenguaje sin palabras,
si lo escuchas, sentirás cómo te habla
y si acaso no entendieses, lo que mi boca se calla,
solo tienes que buscarlo,
¡atreverte a descifrarlo!
¡ pues lo llevo tatuado en la mirada!

Y no hay nada más certero,
más auténtico y más bello…
que lo que  dicen mis ojos
cuando mi boca, encendida, te da silencio.

viernes, 18 de marzo de 2011

Vivencias que cicatrizan en la lengua





En las batallas del sueño:

Eres la veleta erguida a los cuatro vientos, galaxia de palpitantes lunares en cántaros de arcilla y cañas. La voz dormida de luz y agua, el paisaje de trigo limpio, el eclipse de pupilas en mi ventana.
Los farolillos y escarcha de serpentinas, el deslenguar de lenguas, el bramido de mares, el recorrer de labios en tus nalgas. 
Las calles inclinadas, esquinas de Madrid, los pies en el salpicadero cantando hasta Puerto Real. Tus rizos de aguamarina esparcidos en las dunas de las sábanas, el claudicar de cuerpos, la serena calma...

Los aspersores lloviendo reflejos de océanos, sobre nuestro tejado en Sevilla, la rumba erizada en la piel al tacto de tus mejillas. Las nubes bajas que se enganchan en los rascacielos, vientre de tráfico, carne viva en ausencias, acuarelas y óleos que van llenando las paredes ciegas.
El huracán pastando en tierra extremeña, el horizonte en los ojos, el ruido en la escalera. La playa de Torredembarra, Toledo, Ismael, la noche en pie, herida de celos, el uno de Enero. El metro vomitando rostros rutinarios, tu risa estallando veloz en las tripas de Lisboa, el tambor de la tormenta del pueblo, las flores silvestres que no quieren maceta...

En las batallas del sueño, te recuerdo.

Al abrir los ojos...

                                     ya te veo.

(texto e imagen de Suso)

Llegaste a mi






Llegaste a mí,
como el caudal cansado de un otoño.
Otoño gris,
que se tornó cascada y luz sobre tu rostro.

Llegaste abriendo,
las cortinas de la vida.
¡Depositando
entre mis manos mil sonrisas!

Sembraste lunas,
lunas blancas entre orquídeas.
Prados de amor,
bajo la noche oscurecida.

Llegaste así,
como la esencia de una brisa,
y así te fuiste,
como una lágrima de lluvia
silenciosa, callada, furtiva.

Ahora  no estás,
y ya no encuentro entre los lirios las caricias.
No llegará,
hasta tu nombre el susurrar que hay en mis días.

No volveré,
a ser mirada enternecida en tu pupila.
Ni seré piel,
entre tus dedos, dibujando una caricia.

¿Dónde te encuentras,
destinatario de mi espera?
que no hallo luz,
ni el tiritar de las estrellas.
¿Dónde estás tú,
caminante ya sin huellas?
¡Tú, que sembraste amaneceres,
reclamando mi belleza!

Se me escurre lentamente (la vida)
por los surcos de las sendas,
donde el viento, levemente, (camina)
se desliza en las veredas.

Pasa el tiempo. La tarde llega. (Se queda)
Como el último suspiro en primavera.
Puntual, callada, ligera (la tristeza)
 me destierra en una lágrima,
¡testigo irremediable de tu ausencia! (inmensa)

jueves, 17 de marzo de 2011

Que no me quiera la vida






Que no me quiera la vida,
breve y escueta,
que yo me prefiero amplia,
pradera extensa
de grandes flores rojizas,
tallos violetas.

Que no me quiera callada,
leve y sumisa,
que no me quiera encerrada
tras la cortina,
que yo me prefiero en alas
de golondrinas,
pintando de a poco el viento
con lluvia tibia.

Que no me quiera la vida
quieta y dormida,
que no me quiera quebrada
por las esquinas,
que yo me prefiero entera
¡despierta y viva!
con los ojos abiertos
cosiendo  heridas.

Y no me importa ser niebla
tras la ventana,
ni ser extranjera en tierra
que otros desangran,
prefiero ser lo que nace
dentro del alma
antes de ser marioneta
de barro y paja.

Que no me quiera la vida
sin mi tristeza,
sin mi doliente ternura,
sin mis quimeras,
que yo me prefiero absurda,
libre y caduca
¡bebiéndome cada instante
de esta locura!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...