A todos los que os asomáis a este rincón, gracias. A todos los que compartís un pedazo de tiempo vestido de letras, gracias.
A todos aquellos que aún creen firmemente que la palabra es un alimento para el alma ¡¡gracias!!

"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio"
Federico García Lorca
"Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil."
Ernesto Sábato
"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."
John Lennon
"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida..."
Gandhi.

MySpace Generators

Caminan conmigo

miércoles, 31 de agosto de 2011

Adiós amor




Adiós amor. Amor de cárceles y penas.
Amor de mentiras y de esperas.
De promesas eternas y ¡¡huecas!!
de nubes vacías lloviendo tristeza.

Bienvenido amor. Amor que excavas surcos en la tierra,
para sembrar raíces de dentro hacia fuera,
amor que prende y aprende a ser paso, a querer ser huella,
a caminar en el íntimo sendero de la ternura y su belleza.

Adiós amor. Amor verdugo, juez y parte.
Amor encadenado a los errores, a los “antes..”
Amor herido de ayeres irrevocables,
de lágrimas disecadas en el aire..

Bienvenido amor. Amor de caricias en la tarde.
Amor de palabras honestas, de silencios que  aprenden escucharme.
Amor sin cremalleras, sin apariencias en el traje,
amor sin quimeras, sin promesas… solo amor,
del que se entrega cuando nace.
Amor del que sonríe cada día, aún cuando duele la batalla
y el sudor de la espalda desangra la herida.
Amor del que pelea. Del que crece con la vida.
Amor del que se queda y tiende sus manos mientras camina.

Adiós amor.. ya no tengo más lágrimas para llorarte.
¡Bienvenido amor! Tú decides. Yo solo quiero amarte.


martes, 30 de agosto de 2011

Quiero.


Cuando deje mi cuerpo de ser cuenco
y mis pasos ya no salgan tras el sol..
Cuando descuelguen los hilos de mi pecho
y en sueño eterno dormite el corazón..
quiero que enciendas la pira de una hoguera
sobre  la henchida arena sin color,
junta mis restos de piel, carne y poemas
mézclalo todo en algún viejo cajón,
mira hacia el cielo sin duelo y sin tristeza
y brinda por nosotros con un vaso de ron.
Haz que mis cenizas se eleven con el viento,
haz de mi ternura el son de una canción,
quiero que sea el mar quien acune mis restos,
ese mar que tantas veces la vida me arropó.
Quiero que te quedes con lo bello,
que atesores los momentos en los que venció el amor.
Quiero que recuerdes el embrujo
de ser uno en la mirada, de ser verbo, ser palabra
ser un todo amaneciendo, más allá de la razón

jueves, 25 de agosto de 2011

Si usted supiera...




Si usted supiera…
si acaso pudiera imaginar…
que tiemblo al caminar entre sus ojos
mientras el día comienza a despertar.
Que se encienden amapolas en mi rostro
cual rubor de una doncella en pubertad
y aletean mariposas sin decoro
arropando de dulzura la humedad…

Si usted supiera
¡si usted pudiera acaso imaginar!
el íntimo momento compartido…
el delirio de mi boca en su pulgar,
la incursión de mis labios en su ombligo
explorando el santuario de un volcán,
descendiendo por la gruta del gemido,
de la húmeda caricia hasta sentir su palpitar…

Si  supiera que despierta le camino
y le sueño cuando empiezo a dormitar.
Que me enciende, me desboca y le hago mío
una… una y mil veces ¡y siempre quiero más!

No imagina que dibujo su sonrisa,
que mis manos van rozándole al andar,
que atardece la ternura en las esquinas
cuando grito en un susurro… ¡te quiero amar!

Si usted supiera…si acaso usted pudiera imaginar…

domingo, 21 de agosto de 2011

No preguntes




No preguntes por mi llanto…¡no preguntes!

No quieras saber que aún  lloro
por haberte amado tanto,
que aún acaricio tu rostro
con el cuenco de mis manos,
que se llenan de vacios
los escombros de mis pasos
hasta aquel árbol sin nido
donde una vez nos besamos.

No quieras saber que la noche
me encadena a tu recuerdo.
Que deambulas por mi boca
mientras despierta te sueño.
Que mi piel se vuelve llama
evocando tu deseo
y quiero volar contigo
¡para ser cuerpo en tu cuerpo!

No quieras saber ¡no preguntes!
por qué en mis ojos hay fuego,
por qué se enciende mi carne
con un simple pensamiento.
Te siento tan cerca y vives
¡vives de piel para dentro!
arañándome hasta el alma
al saber que ya estás lejos…

No preguntes por mi llanto ¡no preguntes!
¡no quiero llorar por ti! ¡ni quiero seguir recordando!
No quiero sentirme así.. ni hundirme en este naufragio…
No quieras saber por qué…
¡ni yo sé por qué aún te amo! 

viernes, 19 de agosto de 2011

Ella nació pequeña...




Ella nació pequeña, no la dejaron crecer,
en el despuntar de un siglo
que marcaba, cual estigma,
 el cuerpo de toda mujer.

Ella era mariposa. Quería volar ¡aprender!
quería recorrer el mundo ¡quería ser o no ser!
Tener las riendas y el pulso
para errar en su camino y decidir dónde volver.

“Ya sabes que has de casarte”
la querían convencer…
“ser esposa fiel y amante
es tu único menester”

“Ya sabes que ese es tu sitio,
como el de toda mujer,
a la sombra de un buen hombre
que te pueda mantener….”

Ella gritaba en silencio.
No se dejaba vencer,
se negaba a ser un cuerpo
¡vendido a algún mercader!

Ella quería ser libre ¡para ser!¡ para no ser!
para lanzarse en el viento
o estrellarse en la pared,
para perseguir sus sueños,
sentir el mar en sus pies.
Quería ser nube en el cielo
o lluvia en el atardecer,
ser la ceniza o el fuego
y ver el ocaso arder…

Ella nació pequeña… no la dejaron crecer
Cinco hijos, doce nietos.. fruto de algún mercader
que mantuvo bajo llave
los sueños de aquella mujer.

Ella nunca alzó su vuelo…¡ella nunca pudo ser!

Se nos hizo ayer




Lloraban de silencio las palabras
marchitas como pétalos de sal,
lloraban entre lágrimas calladas
masticando su tristeza en soledad.

Se nos hizo ayer la madrugada,
las ganas de ser uno al despertar.
Se nos hizo ayer cada mirada
que abrochaba un sueño en el ojal…

Se nos hizo invierno en el costado
donde el verbo nace para amar.
Se nos hizo invierno entre las manos,
cobijando sombras, pariendo oscuridad.

Se nos hizo noche en cada paso
y en la espesura del alma, dejamos de andar.
Ese frío en el pecho y el latido acerado
se nos hizo herida ¡una herida mortal!

Se nos hizo ayer el amor entregado
y los relojes de arena sepultaron el mar.
Se nos hizo recuerdo la ternura en los labios,
esos labios que un día… ¡te quisieron amar!

Se nos murió de ayeres la mañana
donde el último aliento aprendió a naufragar.
Se nos murió de ayeres la esperanza
prisionera de un tiempo que ya nunca volverá…

jueves, 18 de agosto de 2011

Me gusta la soledad...




Me gusta la soledad que hay en tu cuerpo,
me gusta sentir como llega arropando silencios,
cuando enciende la noche tus ojos y mi deseo
en un gemido que muerde ¡de fuera a dentro!

Me gusta la soledad (cuando te beso)
me gusta sentir que dibujas fuego en mi lecho,
sentir como tiembla tu boca cuando me acerco
y conjugas tu verbo callado sobre mi pecho.

Me gusta beber de ti ¡saberte hambriento!
hambriento de amaneceres sobre mi cuerpo,
sentir que tu desnudez es un mundo nuevo
¡un mundo por descubrir más allá del tiempo!

Me gusta la soledad cuando te tengo
latiendo sobre mi piel ¡surcando el cielo!
lanzándote contra el mar de mis anhelos
cubriendo con tu ternura ¡mi mundo entero!

Me gusta la soledad…. si tú estás dentro…

jueves, 11 de agosto de 2011

Se me hace extraño..




Es extraño extrañarte.. mientras pasean las nubes sobre el cielo del parque y juguetean los niños en sus mundos cambiantes y hacen castillos de sueños en un árbol sin traje.

Es extraño mirarte, sin alcanzar a encontrarte, con los ojos cerrados y la mirada perdida en el aroma de la tarde, mientras llueven recuerdos de un otoño sin nombre, cuando tu voz susurraba y yo… yo aprendía a nombrarte.

Es extraño extrañarte en la hojarasca dormida de todos mis paisajes, en cada noche sin luna, en cada gota de aire, en cada mota de polvo que baila en un estante.

Es extraño, despojar de tu presencia todas mis horas y sin embargo, mantenerte intacto, íntegro y a salvo en todas mis memorias.

Se me hace extraño no encontrarte entre mis dedos, dibujando mariposas en mis manos. No encontrarte en el lienzo de mi cuerpo arropando con ternura mis pedazos.

¡Se me hace tan extraño! ser habitante de un tiempo y un espacio en el que no estás caminando a mi lado….

Se me hace extraño extrañarte, Amor, tal vez por eso…  divago.. para sentirte de nuevo en mi pecho, Amor, aunque vayas dejando en el aire, Amor.. ¡aromas del pasado!

miércoles, 10 de agosto de 2011

Desearte




Desearte, es encontrarte entre mis dedos
navegando sutilmente por  la brisa de mi piel.
Es querer sentirte dentro de mi cuerpo
palpitando con bravura, en lo más hondo de mi ser.

Desearte es dibujarte entre mis besos,
explorarte fieramente con mis labios de mujer.
Ser el mapa donde afloren tus anhelos,
ser la fuente de tu boca…¡ser boca para tu sed!

Desearte es querer saberte entero
es despojarte de tus miedos ¡poseer tu desnudez!
Es querer ser dueña de todos tus egos,
conquistando en la batalla los senderos de tu piel.

Desearte es entregarte este deseo
que me enciende, que me abruma y me recorre por doquier,
sublimando los rincones de mi cuerpo,
¡usurpando mi cordura hasta hacerme enloquecer!

Desearte de esta forma es mi castigo…
tú lo sabes…¡yo lo sé!
¡Encarcela entre tus brazos mi delirio
y tómame!

martes, 9 de agosto de 2011

Hoy te escribo



Hoy escribo para mi (y para ti)
en este idioma en el que hablan los silencios
porque sé que estás aquí (dentro de mi)
transitando en la locura de los cuerdos.

Hoy escribo para mi (y para ti)
en el lenguaje de la piel y sus anhelos
porque sé que aunque no estás (lates en mi)
dibujando el palpitar que hay en mi pecho.

Hoy yo te escribo una caricia en el papel
para ofrecerte lo más bello de mi verbo,
para que olvides los aromas del ayer
y puedas ver este paisaje que te entrego.

He vestido a la ternura de mujer,
la he cosido mariposas en la espalda
y entre sus alas la he enseñado a renacer
a reinventarse con la luz de una mirada.

He sembrado cada nuevo amanecer
con mil gotas de rocío en las mejillas,
he libado de los pétalos su miel
caminando entre los valles de tu risa.

He pintado de dulzura la pared
con la escarcha de tu boca anochecida,
para ser entre tus labios agua y sed
y que bebas de mi piel todos tus días.

Hoy escribo para ti y para mi,
esta historia que se mece con la brisa
y nos muestra la aventura de sentir
con el pecho abierto ¡colmándonos de vida!

lunes, 8 de agosto de 2011

Tembló tu voz




Tembló tu voz junto a la mía
en la distancia exacta de un susurro..
tu boca dibujando una caricia,
un trémulo rubor dulce y oculto.

Temblaron en tus ojos melodías
de aquellos versos largamente recitados
y se abrazaron tus miradas a las mías
y nos sorprendió la tarde, con un beso tierno entre los labios.

Transcurrieron, indecentes, los minutos,
sin poder ver más allá de tus pupilas,
mientras sentí que me atrapabas en tu mundo
y que mi aliento entre tu aliento, se perdía.

Tus manos se vistieron de caricias
desnudándose en mi piel enardecida,
tus dedos se fundieron con la brisa
para hacer de tu cuerpo y de mi cuerpo ¡una hoguera encendida!

Y fuimos delirantes en el viento,
navegando a la deriva de la vida
mordiendo con pasión este deseo
de fundirnos hasta ser fuego y ceniza.

Y fuimos delirantes bajo el cielo
aprendiendo a reinventar una sonrisa,
a ser lluvia deslizándose en el vuelo
de una simple caricia ¡una hermosa caricia!

Y tembló.. tembló tu voz tan cerca de la mía
que no supimos más
¡si nacía en tu boca o en mi boca moría!
y tembló… tembló mi voz tan cerca de tu risa
que no supimos ya
si era tuya o era nuestra ¡la esencia de la vida!

domingo, 7 de agosto de 2011

Si alguna vez...



Desalojé del corazón toda ternura
y despojé de su memoria a mi cordura.
Deshabité todas las horas, las mías, las tuyas,
y convertí mi cuerpo en una sombra gris y oscura.

Desdibujé tus labios deslizándose en mi boca
queriendo borrarte de mi piel en cada aurora.
Me arranqué las caricias, cual pétalos de rosa,
cosidas en el alma, impregnadas de tu aroma.

Mordí la esquina de tu nombre sin nombrarte.
Clavé en mis ojos de coral lunas errantes.
Vagué en silencio. Entre soledades,
para poder decirte adiós y no llorarte.

Y se extinguió mi voz absurda y rota,
entre mares de cristal, espuma y roca.
Se me murió el amor siendo derrota,
en las trincheras del adiós ya no hay victorias.

Si alguna vez te amé…
si alguna vez sentiste que te amaba
ahora, olvídame,
que ha muerto el corazón dónde habitabas.

Se me quebró de amor,
se me rompió, de pronto una mañana,
como se marchita una flor
así me fui muriendo desangrada.

Si alguna vez te amé
si alguna vez sentiste que te amaba
ahora olvídame
he muerto de tristeza ¡sin ser amada!

sábado, 6 de agosto de 2011

¿Qué me haces?



¿Qué me haces?
Que quiero respirar el aire, solo, por respirarte,
por hallar en mis labios la voz, de tu boca errante,
por besar  tus vocales ¡todas tus consonantes!
ser verbo en ti conjugado y en ti ¡poder conjugarme!

¿Qué me haces..qué? ¡¡qué me haces!!
Que fluyes por mis venas a cada instante,
en cada gota de sangre que muere y nace,
resurges de la nada hasta que invades
los más íntimos rincones donde me lates.

¿Qué?… ¡¡que me haces!!
Que adoro de ti tu cuerpo, tu piel de hombre,
los recodos de tu cuello ¡sendas sin nombre!
adoro cada resquicio que de ti emana,
cada pedazo de cielo que azul, te abraza.

Y escucho tu voz de viento por los rincones,
naufrago en cada susurro en el que te escondes,
cobijo junto a mi pecho todos tus soles
para verte amaneciendo junto a mis noches.

¿Qué me haces? ¿Qué? ¡¡Qué me haces!!
Dime por qué me embrujas con tus sabores,
por qué de tu verbo nacen constelaciones,
por qué transformas mi mundo con tus colores
mientras siembras en mi pecho un jardín de flores.  

No sé ni quiero, saber más nada,
solo quiero sentir como me abrazas
cuando muere la tarde y el sol se calla.
No sé ni quiero, saber más nada.
solo quiero sentirte junto a mi almohada
mientras se enciende en tus ojos la madrugada.

viernes, 5 de agosto de 2011

El amor y sus quimeras



Te buscaba, siempre te buscaba,
en los colores del viento,
en la sonrisa del alba,
en los aromas del tiempo,
¡en todas las miradas!

Entre los grises del cielo
en cada gota mojada
que en el cristal del invierno
me iba empapando hasta el alma.

Te buscaba ¡te buscaba!

Te buscaba entre mis pasos, justo al lado de mis huellas,
entre todos los pedazos de la noche y sus estrellas,
en los faros solitarios donde cantan las sirenas,
te buscaba en los océanos, en la calma, ¡en la tormenta!

En los surcos donde crecen las entrañas de la tierra,
en las simas de los mares, en las grutas, en las cuevas.
Yo buscaba entre la gente tus aromas, tus esencias,
un sello, una carta urgente…tu palabra… ¡tu belleza!

Te buscaba entre mis labios, colmados de tus ausencias.
Buscaba, sin encontrarte, sobre mis manos abiertas …

Ahora mis pasos se quiebran con un deje de tristeza,
saben que no pueden verte,
ya no han de alcanzar tus huellas,
esas huellas que se pierden ¡se pierden!
fuiste tan solo un delirio ¡del amor y sus quimeras!

jueves, 4 de agosto de 2011

No tengas miedo...




http://www.facebook.com/pages/Jos%C3%A9-Ram%C3%B3n-Marcos-S%C3%A1nchez/73561104862

Me estremeces



Me estremece tu manera de mirarme
mientras llega hasta tus ojos la sonrisa
y elaboras estrategias para amarme
en el silencio anochecido de la brisa.

Me estremece cuando alcanzas a rozarme
con tus manos de papel, palabra y tinta,
cuando siento que tu carne está en mi carne
entre peldaños de ternura y de caricias…

Me estremece que susurres en mi oído,
que me nombres en voz baja en la cocina
mientras duermen los tejados y los lirios
y el aroma de tu piel, llega sin prisa.

Me estremece tu manera de entregarte,
cuando tiembla la pasión en tus pupilas
y del fuego de tu boca solo nace…
eres mía, eres mía ¡eres mía!

Me estremeces de los pies a la cabeza,
ante ti siento vibrar mi piel dormida,
la locura y el deseo se hacen presa
de mi cuerpo, de mi alma ¡de mi vida!

Me estremeces, tú lo sabes
y te encanta provocarme…

martes, 2 de agosto de 2011

Atesoro



Atesoro de tu verbo el color de tus palabras,
el aroma de tu aliento susurrándome hasta el alba,
las aristas de tu pecho, geometría que se ensambla,
¡regenera, vibra, tiembla! sobre mi piel exaltada

Atesoro cada luna escondida en tu mirada,
cada tramo de tu boca deslizándose en mi espalda,
la delicia de tus manos moldeando mis caderas,
alfarero de ojos tiernos ¡en ti soy arcilla y tierra!

Atesoro la caricia que florece entre tus dedos,
que se mece en mis mejillas para morir en mi cuello.
La dulzura de tus labios contra los míos ¡hambrientos!
¡la bravura de tu cuerpo embriagado de deseo!

Atesoro cada instante, cada cómplice momento,
donde somos piel y alma, alma y piel,
¡un solo cuerpo!
¡donde no existe más vida que la que veo en tus ojos!
¡ni más muerte conocida que la que estalla en nosotros!

Atesoro de tu verbo cada tramo que has escrito,
cada pausa, cada verso, cada vocal que no has dicho.
Atesoro tus palabras y el filo de tus silencios
tatuándose en mi cuerpo, en mi piel ¡en mis latidos!

Yo te guardo y te preservo en este corazón herido,
donde se grabó tu nombre..
¡que siempre camina conmigo!

Un tú sin un yo...

Un tú sin un yo… es un mar sin espuma,
sin olas, sin rocas, sin mareas ni brumas…
Un yo sin un tú… es un desierto sin dunas,
sin arena, sin tormentas, sin oasis ni lagunas…








Tú y yo, somos más… más que dos, más que un “nos”..
somos pilar y columna, agua y tierra, sangre y vena, un solo corazón que dos pieles bombea.

Tú y yo, somos más…más que dos, más que un “nos”…
somos paz, somos guerra
somos odio y amor ¡libertad que encarcela!
somos fuego y pasión, somos leña y hoguera
somos un alma en dos…
¡en dos cuerpos que se encuentran!




Un tú sin un yo… un yo sin un tú…
es vivir por vivir perdidos entre la niebla…




lunes, 1 de agosto de 2011

Aún no..



No desaparezcas…
            quédate un poco más,
                        así,
                               con tu silencio atado a mi boca.

No te disipes ahora… aún no,
            déjame saborear,
                        contemplarte así,
                                   en este rincón  donde se mueren mis horas.

No desaparezcas aún…
            que mi piel de cristal
                        quiere estallar (quebrarse en ti)
                                   entre tus manos rotas.

No dejes que muera tu voz
            aún…
                        sin conocer el sabor
                                   que para ti, guarda mi boca.


Entre mis hojas pálidas aún cruje el silencio de tus palabras, mientras llega el otoño a vestir de tristeza todas mis albas. No te encuentro en la noche. Ya no estás en mis sueños, ni en mis miradas y  mis ojos de mar aún lloran tus lágrimas ¡lloran tus lágrimas!
Aún espero tu voz de viento y sol, cada mañana. Un susurro no más, que me cubra de ti mientras me abrazas. Aún se quiebra la luz dibujando tu rostro tras la ventana. Aún me sangra el amor que guardé para ti bajo la piel del alma.

Por eso..
            quédate un poco más
                        no te disipes aún
                                   sobre la lluvia mojada.
Quédate junto a mí,
            contemplando el silencio
                        cada madrugada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...