A todos los que os asomáis a este rincón, gracias. A todos los que compartís un pedazo de tiempo vestido de letras, gracias.
A todos aquellos que aún creen firmemente que la palabra es un alimento para el alma ¡¡gracias!!

"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio"
Federico García Lorca
"Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil."
Ernesto Sábato
"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."
John Lennon
"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida..."
Gandhi.

MySpace Generators

Caminan conmigo

martes, 31 de julio de 2012

¡Basta ya!




Te escribo desde un campo

con su tierra ya baldía,

sembrada con el llanto

de políticas sombrías.

Un campo yermo y sordo

de escuchar esas jaurías

de lobos con chaquetas

vistiendo ideologías.



Te escribo desde el llanto

de las fábricas vacías.

De los parques sin niños,

de aceras sin tranvías.

De ayeres demacrados

de mañanas sin sonrisa

De noches deambulando

con miseria en la mochila.



Nos quitan el trabajo,

el techo que cobija.

Los colegios amputados

recortan hasta las tizas,

los enfermos andan tirados

por detrás de la codicia.

Los ancianos asustados,

nos miran con apatía

“¿por qué no estáis luchando?”

“¿por qué calláis?” nos gritan…

“¿por qué habéis permitido

que la historia se repita?”



No hay pan en nuestras manos

¡no hay vida en nuestras vidas!

Nos están masacrando

¡a plena luz del día!

Somos como un rebaño

de ovejitas perdidas,

ocultos tras el miedo

¡y nos desangran en vida!



Te escribo desde el exilio

que la pobreza me ha impuesto

sin un duro en el bolsillo,

sin trabajo, ni alimento.

No tengo papel, ni tinta,

para escribir mis derechos

por eso los voy pintando

¡con la sangre de mi pecho!

Ya no tengo más salida,

ya no tengo más sustento

que esta palabra que grita

¡basta ya! ¡devuélvannos lo que es nuestro!

lunes, 30 de julio de 2012

Me abandono





Me abandono a la tarea de pensarte,

de dibujarte en el paisaje de mis días,

como se dibuja un sol de tiza en los cristales

con esa tenue luz casi amarilla.



Difumino tu mirada entre las líneas de la tarde,

tus pestañas oscuras, tus oscuras pupilas

y me adentro en el matiz de los detalles

de tus ojos de otoño con sus hojas caídas.



Pensé que podría disolverte en la memoria,

olvidarme sin más, de tu callada sonrisa.

Olvidarme de tu boca, de tus labios ¡olvidarte!

entre mis horas espesas paseando por las ruinas.



Pensé que podría resolverte,

como una ecuación de números y letras,

aplicándote fórmulas coherentes,

dejando la ternura en la cuneta.



Pero lo cierto es que te encuentro a cada instante,

reciclando los colores de mi vida,

te encuentro paseando por mi carne

¡arrancándole a mi piel una caricia!



Estás entre las nubes de la tarde,

asomado a este rincón de mi cornisa

donde el aire huele a ti por todas partes,

donde aún siento que tu voz llega sin prisa.



Y me abandono a la tarea de pensarte,

a la absurda tarea de acariciar tu sonrisa,

transitando por las huellas que dejaste

y que el tiempo aún no borró de mis orillas.

domingo, 29 de julio de 2012



A veces, la noche apuñala los sueños por la espalda y un reguero de tristeza negra va recorriendo la senda de la almohada.

No importa, en realidad no importa dormir con la muerte en la mirada. No importa teñir de soledad el techo y abrazarte a las sombras que nacen con la madrugada.

No importa que el amanecer te sorprenda con una lágrima clavada en un rincón del alma, mientras evades el espejo y el silencio se apodera de tu alma.

La vida sigue, aunque te rompan y te rompas, aunque las piezas ya no encajen en el mapa y el corazón se haya quedado bajo la piel de las sandalias. La vida sigue y te persigue, te persigue con su rastro de esperanza. Aunque te niegues y no respires. Aunque se anude la tristeza a la garganta.

Mirarte





Mirarte, es contemplar el mundo

a través de una caricia.

Es sublimar la noche

en el silencio de la brisa.

Es recorrer el cielo

en una alfombra descosida.

Es alzar las manos, tocar las nubes

y poder sentir en mi pecho la vida.



Mirarte, solo mirarte,

es hallar sentido a la desdicha,

es recorrer la senda

aún con la niebla en las costillas,

es llover sobre tus ojos

y querer beber tu risa.

Es rozar tu pelo, oler el viento

y sentir como la tierra me cobija.



Mirarte es pasear por la ternura.

Es hacer un mar de otoño en la pupila.

Es bailar sobre la espalda de la luna

y besar la luz que habita en su cornisa.

Mirarte es descubrir flores calladas

que pintan de colores las cortinas

y arropan con sus pétalos el alba

mientras nace en la ventana un nuevo día.



Mirarte es aprenderte y aprenderme,

porque estás dentro de mí, día tras día,

mientras sueñan con tu boca las paredes

y se posan en mi piel las golondrinas.

Mirarte es sostenerte y sostenerme

sobre un lecho de mareas cristalinas

cuando un nido de quimeras se detiene

a volar sobre mis noches encendidas.



Es querer robarle el tiempo a las esperas

deshojando de tu boca cada beso,

enredándome en la piel, que en ti despierta,

¡para ser la melodía del deseo!

Mirarte es enredarme entre tus labios,

¡es querer sentirme hembra ante tu cuerpo!

es sentir que fluyes en mis brazos

para fundirte en mí ¡de piel para dentro!

viernes, 27 de julio de 2012

No importa




No importa.

No importa lo que digan.

No importa lo que cuenten

No importa que no haya caminos

cuando por ser TÚ,

seas alguien diferente.

No importa.

No importa que no te miren

o que te miren sin verte.

No importa que no te escuchen

entre el ruido de la gente.

Son pocos los que despegan.

¡Muy pocos los que se atreven!

Los que dibujan quimeras

sobre la piel de la frente

y se asombran con la vida

y van construyendo puentes

y van sumando caricias

y van restando dobleces

y multiplican sonrisas

sobre un paisaje rebelde

y te abrazan con ternura

cuando las sombras se ciernen

y te regalan la luna

en un ramo de claveles

y encienden la noche oscura

sobre un mar azul y verde

y hacen tus lágrimas suyas

si la oscuridad no duerme

y se instalan en el pecho

para escuchar tus silencios

para cogerte la mano

mientras enfrentas tus miedos y no…

no importa si eres distinto

¡si el mundo no puede verte!

¡qué se queden en su sitio!

¡vestidos de gloria y de muerte!

Yo prefiero ser el himno

de un lenguaje diferente

la ternura ¡la palabra!

¡la libertad de la mente!

jueves, 26 de julio de 2012

No me acostumbro




No me acostumbro

a mirarte en silencio,

a ser parte del humo

que atraviesa tus dedos,

a no hacerte ya cómplice

a cada momento,

de estos arrebatos,

de estos sentimientos,

que muerden mi espalda

y recorren mi cuello,

dan vuelo a mis alas

y me elevan del suelo

y es que

¡no me acostumbro!

a no hallarte en mi cielo,

a pintarte de sombras

sin ningún destello,

a morder las palabras

para ser silencio,

a cerrar los ojos,

a fruncir el ceño,

a arrojarte al exilio

del latir de mi pecho

y borrar de tu rostro

aquel hermoso hoyuelo,

y es que…

no

¡no me acostumbro!

a no sentirte cerca,

a no sentirte dentro,

a no pensarte mío

en el batir del viento,

a no buscar tu mano

a no encontrar tu beso,

a no hallar en tus labios

el temblor del deseo

¡no me acostumbro! ¡no!

a vivir respirando

¡en un corazón muerto!

miércoles, 25 de julio de 2012

Entre mis labios




Quiero amarte despacio,

sin tiempo entre mis manos,

desnuda ya de ayeres,

con un mar entre los labios.

Amarte lentamente,

fondear en ti mi barco

y mecer mi piel de arena

sobre tus pies morenos,

sobre tus pies descalzos.

Quiero contar tus lunares

con la luna en el tejado

mientras la noche se abre

detrás de un cielo estrellado.

Quiero amarte en toda hora,

en tus silencios más largos,

en tus vocales redondas,

en tus verbos conjugados.

En el violín que se asoma

por ser caricia en tus pasos,

en el perfume que aflora

de esos tus ojos castaños.

Amarte en cada derrota,

en cada sueño apagado,

amarte en cada victoria

en cada instante ganado.

Amarte, así quiero amarte,

con el reloj apagado

y respirarte ¡respirarte!

¡con la vida entre mis labios!


Podría recorrer la noche

con sus escarpadas sombras azules

para rescatarme de mi misma

y coronarme farola invicta

en los grises adoquines de la calle.

No me vencieron los años,

ni la traición sosteniendo la tarde

en la llamarada del ocaso.

No me vencieron tus manos

ni el molde inconcluso de mi cuerpo

tallado a golpe de cincel y desencanto.

Pero bastó una lágrima

clavada en medio de la piel del alma

para sentirme derrotada

y querer vagar perdida

sobre la lluvia de silencios

que dejó a su paso la palabra aniquilada.

martes, 24 de julio de 2012

Solo eso





Sé que no fui nada.

Apenas un suspiro

sosteniendo la palabra,

apenas un temblor

bordeando tus pestañas,

apenas un susurro

acariciando tu garganta,

apenas una pausa

en mitad de la batalla.

Fui poco más que un beso

durmiendo en la ventana,

mecido por el viento

de travesías lejanas.

Fui poco más que un cielo

pintado en la pizarra,

un leve pensamiento

que muere con el alba.

Apenas fui sonrisa

en tus manos cansadas.

Apenas fui caricia

recorriendo tus pestañas.

Si no pudiste verme

¡si fue ciega tu mirada!

porque mi noche crece

y la oscuridad avanza.

Si no pudiste verme

¡ya sé que no fui nada!

apenas una sombra

que en mi voz ¡se quedó anclada!

Silencio ¡soy silencio!

sobre mi boca rasgada

¡silencio! ¡soy silencio!

solo eso…

sobre tu boca sellada.

miércoles, 18 de julio de 2012

Oscuro dolor





Yo no tengo nombre con el que nombrarte.

Aún no sé quién eres, ni hacia dónde vas.

No sé dónde vives, ni hacia donde partes,

si vienes de tierra o te adentras al mar.



Conozco tus ojos de otoño temprano,

desnudando el alba de todo candor.

Conozco tus manos de fruta y durazno

madurando al viento, bajo un tibio sol.



Conozco el origen de todos tus labios,

de todas las bocas que el tiempo besó,

más… ya no tengo nombre con el que nombrarte

porque de mi boca se borró el amor.



Fluye la ternura como una cascada

si mi voz revive el temblor de tu voz

y te miro en silencio, desde la palabra

donde te sostengo junto al corazón,



pero llora el cielo lágrimas amargas,

marchita la escarcha de un pétalo en flor.

No puedo nombrarte ¡te enterré en mi alma!

¡bajo la bandera de un negro dolor!



Y si algún presagio me hace recordarte,

se elevan los muros que mi piel alzó.

Se apagan las lunas dentro de esta cárcel

donde habita el verbo que ayer me mató.



Ya no tengo nombre con el que nombrarte

y aún no sé si quiero, escuchar tu voz…

ahora que el silencio me ayudó a borrarte

y a curar el rastro ¡de aquel oscuro dolor!

domingo, 15 de julio de 2012

Nombrarte



Tal vez un día descanse y me despierte sin el peso de tu boca al nombrarme y no escuche tu voz ronca y profunda en las paredes de la tarde, mientras cae la lluvia en mis ojos de mar y una tempestad de sombras acude a consolarme.

Tal vez algún día deje de olvidarte… deje de recordarte mientras te olvido y no veré ya tus ojos caminando lentamente por mi carne y ya no temblarán mis labios en la esquina de tus labios al besarte, tal vez…

Tal vez consiga mudar la piel y me crezcan manos nuevas que no añoren tu cuerpo y una boca distinta que no pueda nombrarte y en mi vientre de fuego se apaguen las brasas que con tu lengua incendiaste, tal vez…

Tal vez algún día entienda por qué dejé que te marchases…por qué no abrí las puertas de mi exilio para dejarte entrar y que pudieses respirarme, por qué no elevé la voz y te llamé ¡Amor! ¡Amor! ¡quédate en mi! ¡no quiero que te alejes!¡no quiero que te marches! ¡no quiero este vacío, este silencio que no para de gritarme!

Tal vez algún día vuelva de nuevo a encontrarte, tal vez… y vuelvan las luciérnagas azules a posarse sobre el cielo de la tarde y vuelva la ternura hasta mis labios para enseñarme de nuevo… que es hermoso poder nombrarte.

sábado, 14 de julio de 2012

Detrás de tus labios





Detrás de la cortina de tus labios,

hay un mundo extraño, extraño y conciso,

un mundo que no alcanzo ¡que no alcanzo!

¡por mucho que yo anhele descubrirlo!



Y es preciso que lo encuentre, es necesario,

se me hace necesario hacerlo mío,

para poder hallar la voz que aún no he besado

y poder besar la boca donde habito.



Pero te haces niebla sobre la luz de mis párpados

y se cosen mis horas a tu pecho dormido

y no alcanza mi paso a ser huella en tu paso

y no respiran tus ojos sobre mi vientre albino.



Y recorro los pasillos de tus años,

para disipar el humo de tu silencio vencido

y anoto en un papel el aroma de tus manos

para escribirte en mi piel, donde no cabe el olvido.



Esta piel que te sostiene con el alba,

esta piel que se hace eco del gemido,

esta piel que ha de ser tuya y te reclama,

te reclama en el silencio, en la palabra y en el grito.



Detrás de la cortina de mis labios

hay un beso que te busca y que te nombra.

Es un beso dulce, intenso ¡apasionado!

que solo quiere vivir ¡para morir en tu boca!

viernes, 13 de julio de 2012

Llévame





Llévame hasta tus ojos, llévame.

Que ya no quiero ser la lluvia

que va arrastrando sus pies

en el andén de los días,

en la estación de la vida,

esa lluvia solitaria de noches que caminan

por las calles ausentes, por las calles vacías.

Llévame hasta tus labios, llévame

que no entiendo el beso sin tu boca

y no alcanzo a escuchar

el sonido de tu voz,

el sonido de las olas

y una espesa niebla se hace yo,

en la pared de mi garganta rota

donde se desclavan palabras de amor

en el suicidio de mis horas.

Llévame hasta el fondo de ti ¡llévame!

que ha empezado a fragmentarse el corazón

en un absurdo intento de latir…

latir sin apenas latir…

sin apenas sentir, sin apenas vivir…

Llévame… quiero estar cerca de ti.

miércoles, 11 de julio de 2012

VERSOS INCONEXOS






Queridos compañer@s de letras... hoy quiero compartir con vosotros algo muy especial para mí... el próximo viernes 20 de Julio, se presenta mi primer poemario "Versos Inconexos"... estoy ilusionada-nerviosa-emocionada-nerviosa-sorprendida-nerviosa... y ¿he mencionado que estoy nerviosa??? jajajajaja. Si os apetece compartir este momento conmigo, estaremos en la Biblioteca Municipal de Móstoles el viernes 20 de Julio a la 19:30 horas


Gracias a tod@s por vuestro apoyo, vuestras lecturas, vuestro tiempo, vuestra presencia en este rincón de mí y de mi vida.


Os abrazo con el corazón.


Ángela

miércoles, 4 de julio de 2012

Quédate en mí





A veces murmuro en mitad de la noche

y busco en el aire tu aroma a jazmín.

Te nombro en la sombra, sobre los acordes

de esa melodía que acuna un violín.



Te busco en las albas desnudas de cielo,

en cada mirada, en todo confín.

En ese rocío que lloran los pétalos

cuando te recuerdan y no estás aquí.



El café me sabe, a ti, en la mañana

y te siento en el aire, muy cerca de mí.

Habitas mi almohada, mis sábanas blancas,

mi piel sonrojada ¡me habitas a mí!



Te encuentro vagando bajo las farolas,

subido al tejado de esa luna de Abril.

Nadando en los charcos de mi piel redonda,

cerca de esa boca que era para ti.



Tu sonrisa llena todos mis rincones,

se cuela en mi mesa y se queda allí,

mirando burlona los dulces botones

que cubren mis ganas de estar junto a ti.



Te dibujo quieto, mirando las olas

desde esos balcones de un mar carmesí,

donde se desnuda una bella amapola

que arropa la tarde en que te vi partir.



Las paredes llevan colgadas tu aroma,

todo lo que miro, me recuerda a ti,

estas impregnado en cada memoria,

en cada silencio ¡que aún me hace latir!



Y me abrazo al viento de proa y de popa,

quiero navegarte ¡poderte sentir!

Quiero que regreses a besar mi boca

a incendiar mi vida ¡a quedarte en mí!

lunes, 2 de julio de 2012

Qué difícil





Hoy mi destino era conquistar la tarde.

Sobrevivir a la mazmorra que apresa mi cuerpo

entre los valles sombríos de la carne.

Sobrevivir al hastío, a la rutina del viaje,

a la parálisis temprana, cotidiana, de un alma

que se siente encadenada a las raíces de la sangre.

Qué difícil se me hace ¡qué difícil!

No desechar los andenes que trepan por mi espalda

y se sustentan con firmeza

sobre mis robustas caderas de tierra y agua.

Qué difícil se me hace ¡qué difícil!

Abortar en el quirófano del alma

esos sueños neonatos,

que esconden las alas de papel

que han nacido en el costado.

Coserme la mirada a las pestañas

para que no se escapen,

para que no se vayan

en su vuelo de palabras,

ese vuelo tantas veces postergado,

tantas veces aplazado para luego,

para un luego que no llega ¡que no alcanza!

ese vuelo, buscando azules mares

al otro lado del mapa,

al otro lado del mundo,

más allá del universo conocido

por los cuerdos,

que tejen fronteras,

que mueven los hilos

y cosen banderas,

banderas de sangre en las raíces de la tierra..

Yo… que no estoy cuerda,

solo quiero pintar de lunas el agua de los ríos,

solo quiero contar estrellas, contar quimeras,

contar sonrisas y hoyuelos en la mejilla de un niño.

Qué difícil es saberse

¡Qué difícil encontrarse!

Cuando las ruinas aún devastan el paisaje

y un aire tóxico de desidia se respira en el aire.

Pero hoy…

hoy mi destino era conquistar la tarde,

contemplar como ruge el cielo

de fuegos crepusculares

y empaparme de las luces del ocaso

empaparme, respirarme,

sobrevivirme una vez más

y reinventar una pequeña sonrisa

donde poder acunarme.

domingo, 1 de julio de 2012

Cuántas...





Cuántas noches mías

fueron robadas por la tristeza.

Cuánta lágrima herida,

se ha derramado sobre mis venas.

Llantos de luna y vida,

de vida y muerte, de muerte seca.

Llantos de oscura umbría,

donde se mecen todas las penas.



La bruma bebe el olvido

que hay en mi boca de algas dormidas

y el cielo se ha desteñido

sobre las horas de viejas iras.

Cuántas pieles sin nido

sobre el invierno que las marchita.

Cuántas piedras sin río

sobre la senda de mis orillas.



No me dolió la daga

de ver en tus ojos tamaña mentira.

No me dolió tu espalda

llena de rabia, de voz y espina.

Me quebró mi mirada,

breve y escueta, pequeña y vencida.

Me quebró mi palabra,

desmenuzado reflejo que aún hoy, me habita.



Ser niebla entre la niebla,

rota y herida ¡rota y herida!

Ser naufragio en la tierra,

y quedarme hundida ¡quedarme hundida!

Cuántas manos de arena

ahogando el aire que me respira.

Cuántas lágrimas viejas

cerrando el paso a la luz del día…



No me dolió perderte

año tras año, vida tras vida.

Me dolió perderme

sentir como he muerto ¡dentro de mi misma!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...