A todos los que os asomáis a este rincón, gracias. A todos los que compartís un pedazo de tiempo vestido de letras, gracias.
A todos aquellos que aún creen firmemente que la palabra es un alimento para el alma ¡¡gracias!!

"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio"
Federico García Lorca
"Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil."
Ernesto Sábato
"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."
John Lennon
"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida..."
Gandhi.

MySpace Generators

Caminan conmigo

jueves, 31 de enero de 2013

Hace frío

La herida se eleva por encima del promontorio de la noche como una duna desértica de indefinibles contornos, de sombras variables, mutantes e imprecisas.
El desgaste cíclico de las horas, amenaza con dejarlas estáticas en un punto concreto de la insobornable rutina.
El vacío, rellena los espacios vacíos del vacío y la sórdida palabra, mantiene su voto de silencio, con los labios cosidos de hiel.
Siempre hace frío fuera. Aún hace frío piel adentro.

Flor de Invierno


Imagen de María Holguera


Como una flor de invierno

de púrpuras corolas,

que yace sobre el hielo

en las tímidas auroras,

así fuiste llegando,

entre el murmullo de las hojas,

aquel otoño inquieto

con inquietantes horas.



Así llegó tu verbo,

acariciando sombras,

melodías de versos

acunándose en tus notas,

violines en el viento

de madrugadas rotas,

tejiendo sobre el pecho

un suave mar de olas.



En tu boca la dulzura,

fue haciéndose sonido

y un vuelo de ternura

fue construyendo nidos.

Tus manos moldearon

luceros encendidos,

despojando de cordura

el tropel de mis latidos.



La noche se hizo día.

El día fue estallido

y mi carne fue caricia

en tu cuerpo estremecido.

Tembló, entre tus labios,

mi piel hecha rocío

y bebimos de esta fuente

de insaciable delirio.



Como una flor de invierno

cruzaste mi camino,

dejándome en el pecho

el aroma de los lirios.

Ha marchitado el cielo

que vio nuestro delirio

pero atesoro el verbo,

tu verbo,

latiendo en mi bolsillo.



Como una flor de invierno,

atemporal y nítido,

sustento tu recuerdo

¡aún te conservo mío!

martes, 29 de enero de 2013

Hubiese estado bien



Sí.

Hubiese estado bien.

Dormir sobre tus labios

en los líquenes del viento.

Posar un beso azul

en el azul de tus cabellos.

Poder mirar al sur

y dibujar colores nuevos.

Almohadas despeinadas

en las canas de tus sueños.

Sembrar la piel de luz

a las afueras del invierno.

Dejarnos naufragar

con la ternura entre los dedos.

Aprender a ser verdad

entre los hilos de lo incierto

y ver amanecer

en los corales de tu cuerpo.

Sí.

Hubiese estado bien

abrir camino hacia el encuentro.

Sangrar en libertad

hasta sentir que somos nuestros.

Amar, amor, amar…

¡amarnos piel adentro!

Amar, amor ¡amar!

¡dejar la vida en el intento!

Sí…Hubiese estado bien…

domingo, 27 de enero de 2013

Desaparecer




Desaparecer.

Ser como el humo trepando en las goteras azules de la piel de la pared.

Ser como la niebla entre los juncos, que se beben la nostalgia que se ha quedado atrapada en los ojos del ayer.

Ser olvido en la palabra. Borrador en la pizarra o en la tinta que se graba, que se queda tatuada por debajo de la piel.

¡Desaparecer!

Abstenerme de mi misma. Eclipsarme en la ventana. Disiparme con la brisa cuando llora la mañana y fugarme de la vida que me rompe despiadada.

Zambullirme en esta herida que se inmola en mi mirada y dejar que me dobleguen las arrugas de mi alma.

Extinguirme en el deshielo del infierno que me abraza y dejar de ser el llanto de una lágrima callada.

Sucumbir ante las sombras y ser nada entre la nada… desaparecer…

viernes, 25 de enero de 2013

Vértigo




Hay tantas razones para no amarte…

La extensa línea discontinua del asfalto.

El vértigo del aire.

Ese stop amarillo y negro que parpadea

como un enorme semáforo en mitad del instante.

Los nidos ya enraizados en las copas de los árboles.

Las lunas solitarias contemplando los tejados

a las afueras de la calle.

Los pétalos heridos.

Las bocas (la tuya y la mía) tan llenas de hambre.

La inevitable sed de una caricia

queriendo atardecer en el ocaso de la carne.

El oceánico silencio que recubre la noche

cuando mi voz te deletrea

de norte a sur, de sur a norte

queriendo nombrarte.

Hay tantas razones para no amarte

que aún con ellas o precisamente porque existen estoy…

estoy empezando a amarte.

miércoles, 23 de enero de 2013

En realidad...



En realidad usted no es usted. Usted no es quién cree ser…

Y la transpiración de sus poros, meticulosamente pequeños, hechos para ser besados, meticulosamente despacio, no es real.

Y ese tumulto agitado y bravío al lado del costado, acompañado de un estornudo de alas grandes y arqueadas con hermosos sonidos como una melodía en do mayor sostenido, no es real.

Y ese calambre de enchufes múltiples que erizan el vello que usted cree que cubre su cuerpo cuando la desnudez de mis labios traza el mapa de su piel, no es real.

Aquí tengo el lápiz que lo demuestra. Es usted un boceto, algo torpe por mi parte lo admito, dibujado por mi mano izquierda, con mi ternura izquierda, con mi pupila izquierda y mi latido entero y mi entera locura y mi delirio absoluto y mi absoluta certeza de ser cómplice de lo absurdo… lo admito. Pero es tan necesario ser cómplice de algo o de alguien que sea capaz de estremecerte piel adentro de cuando en cuando…

En realidad, usted no es usted y a veces, yo tampoco soy yo…

A.C.A.C

domingo, 20 de enero de 2013

Mirarte




Mirarte es dibujar soles de invierno.

Es escuchar la melodía silenciosa de la tarde,

ululando entre los labios que se pierden en el viento.

Es sonrojar la piel del alma en el intento,

de sostenerte la mirada

mientras bailo entre tus dedos

la dulzura contenida

entre las voces de un bolero.

Mirarte

es rescatar azul el cielo,

es naufragar en mares vivos

junto a la gruta del deseo.

Es subrayar sobre la curva de tu ombligo

la dirección que toma el mapa

entre los puntos cardinales de mi aliento.

Mirarte es desnudarme y desnudarte.

Es olvidarme de lo incierto

y acurrucarme en el regazo

de tus párpados abiertos.

Mirarte es contemplar el universo

y ser aire entre las lunas

que se mecen en la orilla

donde el mar quiere ser boca, labio y beso.

Mirarte es regresar de nuevo al verbo

Es conjugarte en la caricia

y sostener cada momento

como si fueses tú la vida

que en el costado va latiendo.

Mirarte es detener la luz del tiempo.

Es simplemente ser consciente

de lo hermosa que es la esencia

que te habita piel adentro.

Mirarte…

viernes, 18 de enero de 2013

Te nombro





Te nombro desde la solitaria multitud

que merodea en los extremos de mi boca.

Aún eres insondable, inalcanzable

y mi sed de ti, me muestra su rebeldía en esta hora.

Te pierdes en la extensión de mis labios,

sumergido en los confines inhabitados de un beso

que se reescribe a sí mismo a cada instante

para quedarse atrapado en los hilos del deseo.

Si tú supieses del color encendido de mi voz

cuando la tarde viene a arroparme

con el cálido sabor de tu manos.

Si tu supieses de esos pétalos en flor

que se abren sobre mi carne

dejando un reguero de ternura a su paso.

Si tu supieses…

que pronuncio tu nombre

y te haces piel sobre el aliento norte de mi boca.

No preciso mapas

para navegar tu cuerpo de saliva y miel.

Te nombro…

jueves, 17 de enero de 2013

Dormita...




Dormita la tarde, la noche, el día, la vida… detrás de los biombos callados de tus ojos sin que apenas se den cuenta de nuestra fragilidad. Los relojes, auguran el hastío de la niebla.

Las palabras, heridas de silencio, no aprenden a construir ninguna senda.

Ávidos de ti, mis latidos escrudiñan los sonidos del tiempo. Este tiempo tuyo y mío que no termina de ser nuestro…

Nunca aprendí a decir sin decir. A escuchar y no oír. A sentir sin sentir.

No termino de aprender a estar contigo, sin ti. A robarle caricias a los verbos ajenos.
A buscar la sonrisa por debajo del viento. A asomarme a los ojos de una luz que no encuentro. A caminar por la inexistencia de los puentes solitarios persiguiendo la lejanía de tu voz atravesando la soldadura del silencio.

Se me hace necesaria tu palabra, tu caricia, tu existencia, tu sonrisa, tu mirada clara… tu voz exacta, sin ambages, sin remaches. Sin la áspera costura que nos deja, el sabor amargo que el silencio cose a través de la distancia.

A.C.A.C

domingo, 13 de enero de 2013

Me quedo

Imagen de Javier Sánchez Sáez



Me quedo.

Me quedo en el susurro encendido de tus labios que amanecen intactos ante la quietud de los primeros rayos del alba.

Me quedo entre tus lágrimas de piel, en la caricia cómplice, en la cómplice mirada. En tu voz herida de tiempo y en ese hermoso devenir de tu palabra.

Me quedo…

Me quedo calladamente abrazada a ese instante dilatado en el que se cruzan tu delirio y el mío, hasta sentir que las columnas de humo se hacen paisajes de mar sólido, con toda su intensa profundidad.

Me quedo…

Me quedo con el sabor de tus ojos que llegan y me miran directamente al corazón con esa mirada tuya, que enciende de vida la vida y acaricia con ternura los colores de mi voz.

Me quedo…

Me quedo contigo y conmigo. Conmigo en ti. Contigo en mí. Con la certeza de saberte cristalino, a pesar de las tormentas y la niebla. De saber que somos dos en el camino, con el alma desnuda, caminando los paisajes, en una misma huella.

viernes, 11 de enero de 2013

Se atropellan




Se atropellan…

en mi pecho se atropellan los latidos que esgrimen tu nombre sobre el último bastión de ese pequeño montículo que, arrebatado y ardiente, aún sostiene la dilatada ternura de tu boca, el susurro de tus labios, la sombra azul de tus horas, la sempiterna caricia de tus manos…

Se atropella la cordura, ensordecida por la oscura belleza que tus ojos dibujan. Tus ojos… esas ventanas abiertas al infinito regalo de la vida, a la esencia misma del arrojo, de la pasión encendida, de los paisajes silenciosos que sostienen en cada parpadeo tus pupilas…

Se atropellan en mi, estas ganas absurdas de ser… simplemente ser. Ser en ti.

martes, 8 de enero de 2013

Tiempo presente



Imagen de Javier Sánchez Saez



A veces, este vaivén soporífero e intrascendente de la agujas del reloj, se empeña en traspasar las barreras del almanaque y hacerme consciente del ósculo del tiempo que soborna a los relojes para retomar sus aires de grandeza.
Qué más da, si somos apenas un latido o una historia pretérita enjaulada en el recuerdo mezquino de un calendario desgastado. Qué más da, si los ayeres fueron pautados y los mañanas hipotecados entre rejas silenciosas como un disco de vinilo que acumula polvo y olvido en algún rincón de la memoria.
Qué más da, no poder volver a rescatar nuestros pies descalzos de ningún naufragio y ser pedazos de soledad caminando con las suelas rotas de unos viejos zapatos prestados.
A veces, este vaivén intranscendente, se empeña en hacerse hoy, aquí y ahora… tiempo presente.

A.C.A.C

domingo, 6 de enero de 2013

Hasta ti





Hay un leve parpadeo atravesando la línea invisible que delimita la distancia sostenida en medio del mapa.

No es necesaria la luz de la mañana para saber cuál es la ruta que hay tatuada en mi piel.

Navegaría hasta ti, aún con los ojos cosidos de niebla. Aún con la bruma más densa aparcada en medio de la senda.

Sin brújulas, sin certezas.

Navegaría hasta ti, solo por ver el mundo encenderse al borde de tu boca y sentir en tus labios el despertar de la belleza.

sábado, 5 de enero de 2013

Breves

La poesía es un acto orgásmico y voraz, que desdibuja hasta el último atisbo de cordura para convertirlo en un encuentro cómplice de multitudinaria soledad.

martes, 1 de enero de 2013

Escucho



Escucho los latidos ausentes que martillean con insistencia la líquida tristeza que fluye de tu pecho.

Eres un torrente constreñido en la pureza de una única lágrima y mirarte, es mirar de frente la soledad mayúscula que atraviesa cruelmente los paradigmas de tu alma.

Ya no concibo escuchar el ruido de la vida sin poder mecerme en el silencio que esconde la tibia sonrisa que se dibuja en tus pupilas.

Ya no concibo la noctámbula oscuridad del frío sin poder arroparme en la cálida mirada de tus manos heridas.

Aprendamos a pintar lienzos con cada gota de lluvia que nos brinda su sueño.

Aprendamos a detener el tiempo en cada pequeño trazo de vida que es capaz de quitarnos el aliento.

Aprendamos a bebernos de un trago esa tristeza y a dejar que el viento una, dos soledades en un mismo sendero.

Aprendemos… aprendamos juntos a ser, lo que nunca fuimos, antes de encontrarnos en la esquina del verbo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...