A todos los que os asomáis a este rincón, gracias. A todos los que compartís un pedazo de tiempo vestido de letras, gracias.
A todos aquellos que aún creen firmemente que la palabra es un alimento para el alma ¡¡gracias!!

"Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio"
Federico García Lorca
"Lo admirable es que el hombre siga luchando y creando belleza en medio de un mundo bárbaro y hostil."
Ernesto Sábato
"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes."
John Lennon
"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras. Cuida tus palabras porque se transformarán en actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida..."
Gandhi.

MySpace Generators

Caminan conmigo

viernes, 25 de febrero de 2011

Manías.

Hoy me gustaría hablaros sobre  el uso que se le da al término “manías”. Esas que todos sabemos tener y que en realidad se supone que tenemos  aunque no siempre (supuestamente)  admitamos tenerlas.
Según el diccionario de la R.A.E y en su acepción más próxima al tema que nos ocupa, la definición de manía es:
“Costumbre extravagante o poco corriente o preocupación injustificada por algo”
Bien. ¿Estáis de acuerdo con esto?? Yo no. No estoy de acuerdo en absoluto.
Cuando somos pequeños, vamos adquiriendo hábitos que se dan o que nos enseñan en nuestro entorno más cercano y según vamos creciendo, estos hábitos adquiridos se pueden mantener o pueden ser modificados por nuevos aprendizajes o simplemente por iniciativa propia, es decir… según vamos creciendo, vamos decidiendo lo que queremos y lo que no queremos. Aprendemos a deshojar y a delimitar “qué, cómo y cuándo” ¿no es cierto?
¿Por qué hay que definir cómo manía un acto que se realiza por iniciativa propia y de una forma totalmente premeditada?
Según esto, entiendo que saber lo que uno quiere, cómo lo quiere y cuando lo quiere es ser maniático ¿no?
Os pongo un ejemplo un poco tonto. Yo tomo mucho café (quizá demasiado o no, creo que no…). El caso es que tomo café con leche y me gusta tomarlo con leche fría. Siempre. Me da igual si está lloviendo, tronando o caen copitos de nieve sobre el capó del coche que está aparcado enfrente de mi ventana. Me gusta así…¿soy maniática y extravagante por eso?? Noooo. Y sin embargo, entrar en pleno mes de Enero a una cafetería y pedirme un café es complicado… a veces me miran como si fuese una extraterrestre o algo parecido. Algunos me preguntan dos o tres veces por si han oído mal y en otras ocasiones, no sé si por costumbre, falta de interés o de capacidad auditiva, me sirven la leche caliente y no os imagináis lo mal que me sienta eso…
Supongo que puedo enumeraros un sinfín de detalles sobre cómo me gustan y como no, ciertas cosas cotidianas. Sería una larga lista de esas supuestas “manías” que para mí, en realidad, no son otra cosas que aprendizajes formateados según mi propio criterio.  
En fin, cómo siempre os digo (será otra de mis manías) no os olvidéis de sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por llegar hasta aquí y dejarme un pedacito de ti.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...